15 de noviembre de 2011

Top five de la Oreja de Van Gogh

¡Buenas! Y sí, he vuelto (¿?), aunque de igual manera este blog nunca lo mantengo vivo… en fin. Pues como mi querida Nea ha impuesto una nueva moda (¿?) yo también quiero participar, aunque siendo sincera de la Oreja de Van Gogh he escuchado muy (demasiado) poco.  Por ese motivo hago un Top Five, puesto que conozco muy pocas canciones (juro solemnemente ponerme al día con la Oreja xD).
Es mi Top Five, lo que quiere decir que no necesariamente tienen que estar de acuerdo con las canciones aquí expuestas (see esto se lo copie a Nea muajaja xD).
Y aquí las ganadoras (o nominadas… bah da igual):

5.- Rosas
“…Por eso esperaba con la carita empapada
a que llegaras con rosas, con mil rosas para mí,
porque ya sabes que me encantan esas cosas
que no importa si es muy tonto, soy así,
y aún me parece mentira que se escape mi vida
imaginando que vuelves a pasarte por aquí,
donde los viernes cada tarde, como siempre,
la esperanza dice "quieta, hoy quizás sí..."


4.- La playa

“…Abrazaste mis abrazos
vigilando aquel momento,
aunque fuera el primero,
lo guardara para mí.
Si pudiera volver a nacer
te vería cada día amanecer
sonriendo como cada vez,
como aquella vez...”
3.- En mi lado del Sofá
“…Te esperare, te esperare en la sombras, siempre ahi estare
No importa que tus ojos no me quieran ver
No importa quien te abraze, yo a ti te amare
y te dare mi vida entera…”
2.-  Jueves
“…Y entonces ocurre
despiertan mis labios
pronuncian tu nombre tartamudeando
supongo que piensas que chica más tonta
y me quiero morir.
Pero el tiempo se para
y te acercas diciendo
yo no te conozco y ya te echaba de menos
cada mañana rechazo el directo y elijo éste tren…”

1.- 20 de enero

“…Pensé que era un buen momento,
por fin se hacía realidad,
tanto oír hablar de tu silencio,
dicen que te arrastra como el mar.
Llené de libros mi maleta,
también de fotos tuyas de antes,
dibujé tu sonrisa junto a la mía,
me dormí con tu abrigo en el sofá…


Y eso es todo por ahora señores. Sí, me faltan un montonazo, pero cuando me ponga al día prometo hacer un top ten, por el momento esta son mis preferidas (de seguro no duran mucho en esos lugares).
Besos y saludos reales (¿?)

12 de julio de 2011

La frustración de no tener inspiración

No sé si me la han quitado. No sé si me la han robado. Pero hay algo que sé: no he podido escribir ni una sola línea más. Lo he intentado, me he levantado diez veces del computador, he deambulado por toda la casa, he subido a la terraza para despejar mis ideas. He jugado con mis dos pequeños cachorros, he visto mi telenovela favorita, éste día hice muchas cosas y sin embargo no logré mi objetivo: la inspiración nunca llegó.

Obtuve un pequeño flash de imaginación afortunadamente pude aprovecharlo; pero luego… nada. Leí miles de cosas, obtuve responsabilidades, obtuve reproches, sí, mi madre me ha regañado, estoy segura de que mi padre también lo hará, siempre es el mismo discurso: “No debes pasar tanto tiempo en el computador”. Sé que no debería hacerlo, sé que algún día se cansarán y me castigarán, no importa de igual forma no me entenderán por completo.

No entenderán que estoy frustrada. Frustrada porque deseo culminar miles de historias, empezar miles de historias, pero a la vez no deseo nada. Quizás es la misma frustración que me hace desvariar.

Sólo me estoy desahogando. Creo que es mejor no decir nada más. Tal vez alguien que me conozca  en mi extraño mundo muggle lea esto y les diga a mis padres. Seguramente me volverán a reñir.

Bah ya pienso tonterías. Deseo soñar con mundos maravillosos. Quiero un mundo como el de Lewis Carrol, quiero un sombrerero loco, quiero una taza de té, quiero muchas cosas, sin embargo nunca las conseguiré.

Sólo son cosas sosas y estúpidas de mi mente. Debo madurar. Me repiten una y otra vez. Sólo quince años y ya las responsabilidades han llegado. Creo que muy pronto iré a un psicólogo, es lo más seguro.

Necesito drenar mi frustración. Pensar que todo esto comenzó tan sólo por querer escribir un capítulo. Sí, algo desquiciada mi manera de imaginar, de soñar… de pensar.
Quiero escribir. Eso es lo único que hará sentir satisfecha, me hará olvidarme por minutos que soy muggle y envolverme en la magia. Pero mi maldita inspiración no quiere ceder. Está en mi contra yo lo sé. Dejaré que gane la batalla… sólo por esta vez.

¡Demonios! Yo y mi maldito complejo de emo. A pesar de que no me gustan esas personas, me parezco a una de ellas en este instante, estoy segura.

Me voy, sí, definitivamente lo haré. Estoy enloqueciendo y el blanco nunca me ha gustado.
No es locura, sólo estoy pasando un mal momento.